Archivo de la categoría: mediterráneo

Trabajando como una única mente: los cardúmenes

No hay nada más curioso en el mar que los grandes cardúmenes de peces: esos enormes grupos formados por miles y miles de individuos, moviéndose de forma perfectamente coordinada y sintónica, como si fueran una sola mente abstracta y común de monstruosas proporciones.

¿Te has preguntado alguna vez cómo es esto posible? Naturalmente, la telepatía no es la explicación que la ciencia da a este fenómeno, sino que se trata de algo más primitivo, instintivo y físico.

12091265_997963370245760_7084248815528150223_o

Pero, ¿qué es exactamente este fenómeno?

Empecemos con una definición: ¿Qué se considera un cardumen?

Se trata de una agrupación de individuos que se aproximan hasta cierta distancia y se mueven de forma sincronizada (cardúmenes polarizados) o no, con fines estratégicos y de supervivencia, adoptada sobre todo por especies pelágicas. Aunque generalmente se utilizan como sinónimos, no se ha de confundir el concepto de banco con el de cardumen. La diferencia es que el primero define una agrupación de peces de la misma especie, mientras que un cardumen puede ser interespecífico, es decir, puede incluir individuos de distintas especies.

Asimismo, un conjunto de mamíferos (como delfines o ballenas) no se definiría tampoco como un cardumen, sino como una agrupación o manada.

http://static.betazeta.com/www.veoverde.com

En estas agregaciones sociales los peces se pueden disponer de forma similar a una estructura cristalina (estructura geométrica), en la que las distancias laterales entre un pez y sus vecinos son de 0.3-0.4 longitudes de cuerpo, y 5 cuerpos con respecto a los precedentes. Así pues, esa estructura ordenada no surge de posiciones azarosas de sus miembros, sino que cada uno conoce y ocupa el lugar preciso.

Una disposición como esta tiene como consecuencia un ahorro metabólico importante para cada individuo: el movimiento de la cola de cada pez se produce en antifase (dirección opuesta) respecto al que le precede, de tal manera que aprovecha el avance de las ondas que provoca el precedente. De esta forma cada pez ahorra hasta un 65% de energía!!

Pelicula oceanos

Otra función del cardumen es la defensa contra depredadores. Aunque se hacen más visibles, al agruparse y moverse de forma sincronizada los cardúmenes pasan a conformar “un único individuo” de proporciones 10, 100, incluso 1000 veces mayores que el depredador, disminuyendo así las probabilidades de cada pez de ser ingerido, y asegurando la supervivencia del grupo.

Además facilita la reproducción al congregar individuos de ambos sexos, que de esta manera no tienen dificultad para encontrar pareja…

Pero… ¿cómo se forman los cardúmenes, y cómo se mantiene esta estructura en movimiento perfecto y coordinado?

En primer lugar, la asociación correcta entre individuos se realiza gracias a la información visual, acústica y química intercambiada entre ellos. Por ejemplo, sonidos producidos por vibración de las vejigas natatorias (que pueden acompañarse de burbujas que surgen del conducto anal, en el caso de los arenques) o por la acción de dientes, huesos y radios de las aletas ayudan a mantener reunido al grupo.

Otros elementos como la coloración o las feromonas complementan las señales de identificación. Está claro que los peces son buenos taxónomos!!

Por otra parte, el movimiento coordinado y simultáneo de miles de individuos se da gracias a la llamada línea lateral de los peces.

Ciencias en blog

La línea lateral recorre el dorso del pez y contiene mecanorreceptores capaces de detectar los cambios de presión del agua: un pez al moverse genera una oscilación de presión que se propaga por el medio; esta onda es la que capta la línea lateral y permite a cada individuo conocer el movimiento del resto. La respuesta por la deformación de los sensores del mecanorreceptor es increíblemente rápida, tanto que ni siquiera está mediada por procesos químicos!! de esta manera los peces se adaptan simultáneamente al movimiento de los demás.

En el Mediterráneo son especialmente destacables los cardúmenes de atún que se forman temporalmente durante las épocas de migración entre nuestro mar y el Atlántico, los cuales no están exentos de amenazas por parte de la acción humana, por ejemplo, se sabe por ciertos estudios sobre los cardúmenes de atún que el ruido de los botes y barcos los desorienta, afectando a su navegación y al mantenimiento del cardumen.

Otra posible amenaza es el vertido de ciertos productos al mar con dispersión de sustancias químicas, que interferirían en la comunicación química de los individuos de cardumen causando desorientación.

www.lachanca.com

Como hemos visto, este tipo de estructuras sociales son imprescindibles para la conservación y perpetuación de ciertas especies. Precisamente por ello, es necesario conocer y difundir sus mecanismos de funcionamiento y los posibles efectos negativos de la acción humana sobre ellos, de tal manera que podamos gestionar y minimizar los daños sobre ellos.

  

Los bancos de salpas son muy frecuentes en nuestras costas, es un placer detenerte a observarlos sobre todo cuando están es su afán reproductivo. Está en nuestra mano informarnos lo mejor posible y actuar en consecuencia, para conservar cada elemento de este increíble mundo marino!!

 

Aida Marín Pérez

Estudiante de Ciencias del Mar en la Universidad de Alicante

Dra. Mercedes Varela

Gerente Posidonia Ecosports

www.posidoniaecosports.com

 

Hablando de astros oceánicos: el pez luna

¿Nunca te asomaste en la zodiac y te topaste con un gigantesco pez en forma de disco dejándose llevar por el vaivén de las corrientes? Cuando buceamos siempre nos maravillamos al encontrarnos con este curioso animal: el pez luna, llamado en inglés pez sol o sunfish. ¿Te has preguntado alguna vez acerca de su morfología y modo de vida?

El pez luna o Mola mola es un pez óseo perteneciente a la familia Molidae y es, de hecho, el pez óseo más pesado del mundo, pudiendo alcanzar la nada despreciable cifra de dos toneladas. Sin duda, hay tiburones y rayas que pueden superar su peso, pero éstos entran dentro de la categoría de peces cartilaginosos (ya que tienen el esqueleto formado por cartílago y no por huesos).

Lo que probablemente nos llame más la atención de esta especie es su forma de disco, aplanada lateralmente, con las aletas dorsal y anal muy pronunciadas sobresaliendo en la parte anterior del pez (como se puede ver en la foto, las dos grandes aletas que quedan por arriba y por abajo del cuerpo) y unidas por la caudal.

El Mola mola. Fotografía: Per-Ola Norman

El Mola mola. Fotografía: Per-Ola Norman

Y el porqué de esta extraña forma en la caudal, muy diferente a la de otros peces, nos lo da su proceso de crecimiento: la caudal con la que nacen no crece, sino que se limita a replegarse sobre sí misma hasta la madurez del pez, dando lugar a una especie de timón llamado callo. Esta forma tan característica -y realmente poco hidrodinámica- les confiere una manera de nadar torpe, por lo que su alimentación está basada en presas pequeñas y relativamente tan torpes como ellos: medusas, pequeños peces, grandes cantidades de zooplancton e incluso algas.

El pez Luna es de naturaleza pelágica, suelen verse normalmente cerca de la superficie de todos los océanos tropicales y templados del mundo, colocándose lateralmente para “tomar el sol” (de ahí el término Sunfish), lo que ha sido justificado por algunos autores como una manera de “recargar” energía calorífica antes de zambullirse en aguas más profundas y frías.

Su piel -que va del marrón al gris plateado o blanco- carece de escamas, pero está recubierta de una densa capa mucosa que les sirve de protección. Puede estar tan llena de parásitos que suelen invitar a otros peces e incluso aves marinas a alimentarse de esos pequeños indeseados, viéndose incluso intentos activos del pez por eliminarlos dando grandes saltos fuera del agua y chocando contra la superficie. ¡Y es que no es para menos! se han registrado más de 50 especies diferentes de parásitos en el pez luna.

Blue Ocean WW

Las zonas de “limpieza” (como si de un túnel de lavado se tratase) suelen estar bien localizadas, ¿no sería interesante acercarse a observar el proceso?

En Posidonia Ecosports te llevamos a una estación de limpieza de parásitos de peces luna. ¡Anímate a venir con nosotros!

20160203035142

Buceando con Posidonia Ecosports en las estaciones de limpieza de peces luna.
Foto cedida por nuestro amigo Carlos

Otro dato realmente curioso tiene que ver con su reproducción: una hembra de Mola mola produce más huevos que cualquier otro vertebrado en la Tierra, estimándose una cantidad media por hembra de 300 millones de huevos, que son fertilizados externamente. Cuando nacen, las larvas están protegidas por una cubierta transparente con forma de estrella, dentada en los bordes.

Larva de Mola mola. Fotografía: G. David Johnson

Aunque inicialmente son así de pequeños, su crecimiento es increíblemente rápido. En el Acuario de la Bahía de Monterey un individuo ganó 372.8 kg en 15 meses, es decir, casi 25 kg al mes. Tienen una longevidad estimada de 20 a 23 años.

En cuanto a su conservación, la IUCN ha incluido a la especie en la categoría de “vulnerable” considerando a su población decreciente. Sus depredadores naturales son tiburones, leones marinos y orcas. Además suelen ser víctimas de diferentes artes de pesca como la red de enmalle de deriva, y en el Mediterráneo supusieron entre el 71%-90% de las capturas totales en los años 1992 y 1994, de lo que se deduce que la pesca accidental de esta especie es un fenómeno común.

Otra amenaza registrada (en la que los buceadores podemos colaborar para eliminar) son los desechos en superficie, como las bolsas de plástico, que provocan su asfixia, al ser confundidas con medusas y, por tanto, ingeridas.

Sin duda es un animal curioso tanto por su morfología externa como por su ecología y modo de vida, que nunca dejan de asombrarnos. Por desgracia, su población global se ha ido reduciendo en los últimos 30 años, como víctima de la pesca accidental y del ensuciamiento de su hábitat. Este problema requiere una mejor gestión a través del control de los artes y métodos de pesca utilizados, además de una participación activa de los buceadores para mantener limpio nuestro trocito de océano.

¡Seguro que no volverás a ver a este gigante de la misma manera!

 

Aida Marín Pérez

Estudiante de Ciencias del Mar en la Universidad de Alicante

Dra. Mercedes Varela

Gerente Posidonia Ecosports

www.posidoniaecosports.com

 

 

 

centro colaborador

UN NUEVO PROYECTO EN NUESTRO CENTRO: RED DE VIGILANTES MARINOS

Este nuevo proyecto en el que participa Posidonia Ecosports nace del afán por fomentar el respeto al medio ambiente, a la vez que busca integrar a la sociedad en la conservación de sus recursos marinos mas cercanos, y para que todos podamos seguir disfrutando de este Mediterráneo que tanto nos apasiona.

En Posidonia Ecosports creemos que nuestros buceadores deben ser partícipes de la conservación y somos conscientes de la gran labor que pueden hacer. Por ello, nos hemos involucrado en este proyecto.

centro colaborador

¿En qué consiste?

Se está construyendo una red de voluntariado estatal, es decir, en todos los puntos de España que deseen participar. Esta iniciativa pretende aunar la práctica de nuestro deporte favorito con la posibilidad de participar en la conservación, la protección y la investigación de nuestro medio marino.

Tus inmersiones aportarán datos que ayudarán a investigadores, a conservacionistas y a los diferentes organismos públicos a mantener la salud de nuestros mares. Abierto a todos los amantes del buceo.

logo red vigilantes marinos

 

¿Cómo puedo participar?

La participación es totalmente gratuita y abierta a todos los buceadores que deseen participar. Los interesados recibirán un carnet de socio y toda la información necesaria para comenzar a colaborar.

Para participar sólo debes enviar un correo a: mediomarino@fedas.es.

Esta iniciativa nace del Comité de Medio Marino de la Federación Española y colaboran distintas entidades públicas y privadas para que la toma de los datos sea de gran utilidad. También participamos científicos especialistas en medio marino con la finalidad de garantizar la formación de los voluntarios y la verificación de los datos recogidos.

Otras ventajas 

Pertenecer a la Red de Vigilantes Marinos te dará otras ventajas:

- Recibirás información sobre otras actividades de voluntariado en las que podrás participar.

- Asistencia y participación en cursos, talleres, seminarios, etc.

- Descuento en centros de buceo, tiendas especializadas, hoteles, servicios, etc.

998225_520605937994888_138965521_n

 

Mercedes Varela

Dra. en Biología Marina (Univ. de Alicante)

www.posidoniaecosports.com

 

Camarero… ¡UNA DE MERO! (Epinephelus marginatus)

En esta entrada hablaremos de Epinephelus marginatus, también conocido como Mero o Cherna. Se trata de un pez óseo de la familia Serranidae que habita en zonas de aguas templadas y tropicales y, por supuesto en nuestras aguas del Mar Mediterráneo.

DSC01339 copia

Los meros son muy fáciles de identificar cuando estamos haciendo una inmersión, por su forma tan característica: presentan un cuerpo robusto, aplanado lateralmente, con una cabeza grande, ojos globosos saltones y grandes mandíbulas, donde la mandíbula inferior sobresale respecto a la superior. Su coloración es marrón con manchas blancas en la parte superior, siendo la parte inferior amarillenta, aunque puede variar mucho dependiendo de la situación. Podemos encontrar ejemplares con un borde en color naranja o azul claro en la aleta dorsal. En la fase juvenil, suelen ser de color verde a azulado, mientras que cuando son adultos adquieren su coloración oscura característica.

DSC01386 copia

 

Está perfectamente adaptado a la vida en los fondos marinos, encontrándolos en zonas rocosas con grandes piedras o cuevas submarinas. Se trata de un pez solitario, ya que es una especie muy territorial. Generalmente tienen dos o más grietas donde vivir, una las emplean de forma permanente, siendo su “casa” habitual, mientras que las otras grietas las utilizan de paso.

Las cotas de profundidad que habitan oscilan entre los 4 y los 300 metros, aunque se han llegado a localizar individuos a 350 metros. Su alimentación consta de otros peces más pequeños, algunos crustáceos y sobre todo, pulpos (parecía tonto cuando lo compramos).

Epinephelus marginatus_Maite Vázquez Luis_UAb

 

Estos animales, para nada pequeños, pueden alcanzar más de un metro de longitud  y más de 40 Kg de peso, llegándose a encontrar en el Mediterráneo ejemplares de más de 100 kilos y metro y medio de longitud. Además, se trata de una especie muy longeva, ya que vive una media de 50 años, con una edad máxima observada de 61 años.

Los meros son hermafroditas proterogínicos, lo que quiere decir que nacen como hembras y al llegar a cierta edad, generalmente entre los 10/12 años, se convierten en machos. La madurez sexual de las hembras se suele alcanzar a los 5 años. Su reproducción tiene lugar en verano, cuando los individuos sexualmente maduros, suelen agruparse en zonas en torno a los 15/30 metros de profundidad.

IMG_0059

 

Cuando buceamos junto a este animal, nos damos cuenta que pese a ser una especie esquiva y muy cautelosa, se ha acostumbrado a la presencia del hombre, hecho que ha provocado que esté muy expuesto a la depredación por parte de aquellos que practican la pesca submarina, debido a que su carne es muy apreciada y valorada, convirtiéndolo en especie objetivo. En este sentido, el principal problema proviene de la pesca furtiva, es  decir, de aquellos que practican inadecuadamente el deporte de la pesca: por ejemplo, saltándose la legislación o pescando en áreas protegidas.

Una de las formas más efectivas de protección es mediante la figura de Reserva Marina, donde la captura de esta y otras especies está estrictamente regulada, permitiendo así que la especie crezca y se reproduzca. Además, en la Reserva Marina de Tabarca, contamos con cupos para buceadores, restringiendo la masificación de los puntos de buceo autorizado y permitiendo la observación de grandes ejemplares.

Autoras:

- María José Valera. Estudiante de Ciencias.

- Mercedes Varela. Dra. en Biología Marina

www.posidoniaecosports.com

Especies invasoras: la “babosa peluda”

La “Babosa peluda” es una de las tantas especies invasoras que hay en nuestro Mar Mediterráneo. Su nombre científico es Bursatella leachi, se trata de un molusco opistobranquio de la familia de las Aplisias o Liebres de mar. Son moluscos cuya concha ha tendido a desaparecer, por lo que poseen un cuerpo blando (de ahí babosa).

DSC07383 copia

Liebre de mar del Mediterráneo en la Reserva Marina de Tabarca, durante una excursión de buceo de Posidonia Ecosports.

Bursatella leachi es una especie que alcanza un gran tamaño, con una longitud máxima de 15 cm. Su aspecto es claramente distinto de nuestra fauna, su cuerpo está recubierto de papilas con forma de pelos y pequeños ocelos de color azul intenso. Podemos encontrarla con dos coloraciones: una clara y una oscura:

 

Fuente: Proyecto Bursatella

Fuente: Proyecto Bursatella

Se cree que entró en el Mar Mediterráneo por el Canal de Suez en los años 40, y fue encontrada por primera vez en el Mar Menor en 2008, y ya en 2010 y 2011 se dieron grandes explosiones de su población dentro de la laguna. Recientemente también ha aparecido en varios puntos de las costas de Alicante.

Actualmente no se conoce a fondo los efectos que puede tener sobre un ecosistema casi cerrado como el Mar Menor, por lo que el objetivo principal de un proyecto liderado por nuestra colega y amiga la Dra. Francisca Giménez, de la Universidad de Alicante. Podéis ver toda la información aquí:  http://proyectobursatella.blogspot.com.es/

En nuestro afán por la ciencia y su divulgación, Posidonia Ecosports patrocinó uno de los muestreos del Proyecto Bursatella. El pasado 23 de Noviembre, aunque las condiciones no acompañaron, un grupo de voluntarios se enfundaron en sus neoprenos y muestreamos el Mar Menor en busca de esta babosa peluda.

1477950_628260890549345_1529610755_n
Las especies invasoras son una seria amenaza para la biodiversidad de nuestro Mar Mediterráneo, debido a que pueden desplazar a las especies nativas, reducir la biodiversidad de las comunidades, cambiar la composición de sus especies, modificar la estructura del hábitat y producir cambios en las redes tróficas.

Todos podemos ayudar a la tarea de detectar donde están estas especies y a no contribuir a su expansión. Por lo tanto, si te topas con alguna (saca una foto si es posible) y no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Mercedes Varela

Dra. en Biología Marina por la Universidad de Alicante

www.posidoniaecosports.com

 

Gorgonias del mediterráneo: la belleza en todo su esplendor

Una de las maravillas que nos llama la atención al sumergirnos en el Mediterráneo es encontrar un fondo de Gorgonias.

Las Gorgonias, abanicos de mar o corales blandos forman parte del gran grupo de los cnidarios (donde también encontramos a las medusas, corales y anémonas) y son animales aunque, por su aspecto arbustivo y al estar fijos al substrato, se hayan confundido con vegetales en muchas ocasiones.

En términos científicos, pertenecen al grupo de los octocorales y, a diferencia de las corales, tienen esqueleto interno y córneo, flexible (los corales tienen un esqueleto duro de carbonato cálcico).

DSC05907 copia

Islas Medas.

Las Gorgonias son animales coloniales que están formados por individuos en forma de pólipo; los pólipos tienen que buscar formas para coordinarse y se comunican interiormente por medio de tejidos vivos, que conforman canales y tubos.

Foto tomada de wikipedia

Foto tomada de es.clipartlogo.com

A diferencia de los corales duros (como vimos en la entrada del coral naranja), las gorgonias son fotofóbicas, es decir, huyen de la luz y buscan los pasos de corrientes para su alimentación, dado que son filtradores. Por eso las encontraremos en paredes verticales, extraplomos, … lugares privilegiados que les proporcione un sitio donde poder filtrar el agua llena de plancton y que la luz escasee.

Como las aguas de nuestro Mediterráneo son pobres en nutrientes (y transparentes), las gorgonias empiezan a aparecer a partir de los 30 ó 40 metros de profundidad, cuando la luz ya ha sido lo suficientemente filtrada y tamizada por la columna de agua. En sitios de buceo con aguas algo más turbias, debido a la carga de nutrientes, las podemos encontrar a partir de los 15 m.

DSC05924 copia

Aunque su estructura sea más o menos flexible, son organismos muy delicados y sumado a su crecimiento extremadamente lento (menos de 1 cm al año), implican que esta especie sea considerada un indicador biológico del estado de salud del ecosistema, siendo utilizada por los científicos y técnicos responsables de las reservas marinas para diseñar planes de uso y gestión de los puntos de buceo.

En zonas fuertemente frecuentadas por buceadores, la mortalidad natural de las gorgonias puede verse triplicada. Una de las razones es la rotura física por malas prácticas de los buceadores (aletazos y golpes con partes del equipo). Además, debemos tener en cuenta el impacto que conlleva el levantamiento de sedimento del fondo que poco a poco se va posando sobre las gorgonias, impidiendo su alimentación (dado que son organismos filtradores).

Imagen1

Imagen de Juan Carlos Calvín (http://www.regmurcia.com)

El fondeo inadecuado de embarcaciones también es una causa importante de mortalidad. Por ello, áreas protegidas del Mediterráneo como Islas Medas en España o Port Cros en Francia que han sufrido daños a causa del exceso de inmersiones y fondeos en zonas vulnerables, han optado por regular el buceo y los fondeos de las embarcaciones. De esta manera, los campos de gorgonias han vuelto a tener un aspecto saludable y nos permite a todos disfrutar de esta belleza.

Cuando buceemos debemos extremar la precaución para evitar todo contacto con el fondo, especialmente si hay organismos delicados. Recuerda que los buceadores somos meros observadores de esta belleza natural y es parte de nuestra responsabilidad como buceadores preservarla.

DSC07062 copia copia

Para finalizar, comentar que el cambio climático también juega en contra de las Gorgonias.

A continuación os dejo un artículo interesante de El Mundo que nos habla  de un estudio del CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas, de España) sobre la mortandad de las gorgonias y el cambio climático:

El alargamiento de las condiciones veraniegas en el mar causado por el calentamiento global se debe al incremento en la duración e intensidad de la estratificación o falta de mezcla entre las aguas profundas y superficiales en la columna de agua.

Durante este periodo, la capa superficial del mar se calienta progresivamente por lo que aumenta el contraste térmico con las capas de agua inferiores. Esta situación de estratificación se prolonga desde mayo hasta octubre aproximadamente, cuando con el descenso de las temperaturas y la intervención del viento, el agua se enfría y mezcla de forma vertical de nuevo.

Además de la mortalidad en masa de especies de gorgonias (octocorales), los episodios afectan a otros grupos de invertebrados suspensívoros, como corales, zooantarios, esponjas, briozoos o bivalvos, componentes de la comunidad coralígena, una de las más diversas y abundantes del Mediterráneo, con más de 1.600 especies.

«La causa de la mortalidad de estos organismos es el estrés fisiológico debido a las limitaciones energéticas. Las altas temperaturas implican un mayor esfuerzo respiratorio y no hay tanto alimento disponible, ya que los nutrientes no suben de las aguas profundas más frías», afirma, Rafael Coma, coautor del trabajo.

 

Mercedes Varela

Dra. en Biología Marina por la Universidad de Alicante

www.posidoniaecosports.com