Archivo de la categoría: entorno marino

LA NACRA: UN GRAN BIVALVO

Con nombre científico Pinna nobilis, hablamos de un molusco bivalvo con forma triangular, con el borde posterior redondeado. Las valvas poseen alrededor de 20 costillas radiales con escamas acanaladas, abundantes en organismos jóvenes. El color puede ser pardo entre marrón y naranja. Posee un penacho piloso denominado biso con el cual, antiguamente se confeccionaban tejidos similares a la seda (“seda de mar”). Lo habitual es que viva entre 15 y 20 años, pero puede superar esta edad.

FOTO 130 - Pinna nobilis

Pinna nobilis es una especie hermafrodita protándrica, lo que significa que un mismo ejemplar es primero macho y después hembra, con reproducción principalmente en los meses de verano pero puede darse en otros períodos. Las gónadas expulsan los óvulos y los espermatozoides al agua, que es donde tendrá lugar la fecundación. En todos los moluscos bivalvos el huevo fecundado da lugar a una larva, llamada véligera, que durante varias semanas vive suspendida en el agua. Más tarde esta larva se queda en el fondo e inicia un proceso de metamorfosis que hará que poco a poco vaya tomando la forma de un bivalvo adulto.

La alimentación de los adultos se realiza por filtración del agua de las corrientes marinas, de las que captura las partículas alimenticias. Hay veces que presenta varias especies de cangrejos comensales del género Pinnotheres o gambas como Pontonia pinnophylax, dando lugar a una relación de comensalismo.

Pontonia_pinnophylax

Habita fondos arenosos, desde los 2 hasta los 60 m, especialmente en praderas de fanerógamas marinas (plantas con tallo, hojas, flores y frutos con semillas) como las de Posidonia oceanica y Cymodocea nodosa aunque se puede encontrar en fondos arenosos donde haya sustrato duro para adherir el biso o también aparecer en zonas de mata muerta de Posidonia, debido a su gran longevidad y por que los rizomas muertos siguen constituyendo un buen sistema de anclaje para el bivalvo. Suele tener un tercio de su estructura enterrada, de manera vertical, dejando media parte del caparazón enterrado dentro.

FOTO 013 - Pinna nobilis (1)

Se da la circunstancia de que los ejemplares de aguas más superficiales suelen ser juveniles de pequeño tamaño, mientras que a mayores profundidades predominan los ejemplares grandes. Este hecho parece deberse a que los ejemplares mayores presentan una alta tasa de mortalidad en aguas superficiales, ya que sufren de una manera muy intensa la acción de los temporales y la presión de los depredadores, principalmente pulpos (Octopus vulgaris) o espáridos como la dorada (Sparus auratus).

Tiene un papel ecológico de gran importancia. Además de facilitar un tipo de substrato diferente en zonas de fondos blandos, incrementando así la variedad de ambientes y proporcionando una superficie dura que puede ser colonizada por otras especies bentónicas, también puede albergar a más de 60 especies, además, a ello habría que sumarle las especies de algas que se encuentran adheridas sobre su concha.

Es una especie común, cada vez menos frecuente. En la actualidad, se encuentra catalogada como “Vulnerable” según el Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas. BOE.

Las principales amenazas a las que la nacra se ve expuesta es la destrucción de su hábitat, por contaminación del agua, incremento de la turbidez por regeneraciones de playas y obras litorales como espigones y puertos; la pesca de arrastre ilegal en profundidades menores a 50 metros; el anclaje/fondeo de embarcaciones; extracciones incontroladas de individuos; etc.

Siendo respetuosos con el medio ambiente marino, contribuimos en gran medida en la conservación de esta especie y de su hábitat.

Más información en: http://www.magrama.gob.es/es/biodiversidad/temas/espacios-protegidos/pinna_nobilis_tcm7-272547.pdf

 

 

BERTA FELIPE BENAVIDES

Estudiante de ciencias ambientales de la Universidad de León

MERCEDES VARELA

Doctora de biología marina por la Universidad de Alicante

centro colaborador

UN NUEVO PROYECTO EN NUESTRO CENTRO: RED DE VIGILANTES MARINOS

Este nuevo proyecto en el que participa Posidonia Ecosports nace del afán por fomentar el respeto al medio ambiente, a la vez que busca integrar a la sociedad en la conservación de sus recursos marinos mas cercanos, y para que todos podamos seguir disfrutando de este Mediterráneo que tanto nos apasiona.

En Posidonia Ecosports creemos que nuestros buceadores deben ser partícipes de la conservación y somos conscientes de la gran labor que pueden hacer. Por ello, nos hemos involucrado en este proyecto.

centro colaborador

¿En qué consiste?

Se está construyendo una red de voluntariado estatal, es decir, en todos los puntos de España que deseen participar. Esta iniciativa pretende aunar la práctica de nuestro deporte favorito con la posibilidad de participar en la conservación, la protección y la investigación de nuestro medio marino.

Tus inmersiones aportarán datos que ayudarán a investigadores, a conservacionistas y a los diferentes organismos públicos a mantener la salud de nuestros mares. Abierto a todos los amantes del buceo.

logo red vigilantes marinos

 

¿Cómo puedo participar?

La participación es totalmente gratuita y abierta a todos los buceadores que deseen participar. Los interesados recibirán un carnet de socio y toda la información necesaria para comenzar a colaborar.

Para participar sólo debes enviar un correo a: mediomarino@fedas.es.

Esta iniciativa nace del Comité de Medio Marino de la Federación Española y colaboran distintas entidades públicas y privadas para que la toma de los datos sea de gran utilidad. También participamos científicos especialistas en medio marino con la finalidad de garantizar la formación de los voluntarios y la verificación de los datos recogidos.

Otras ventajas 

Pertenecer a la Red de Vigilantes Marinos te dará otras ventajas:

- Recibirás información sobre otras actividades de voluntariado en las que podrás participar.

- Asistencia y participación en cursos, talleres, seminarios, etc.

- Descuento en centros de buceo, tiendas especializadas, hoteles, servicios, etc.

998225_520605937994888_138965521_n

 

Mercedes Varela

Dra. en Biología Marina (Univ. de Alicante)

www.posidoniaecosports.com

 

Conociendo nuestro entorno: la Cueva del Moraig

A parte de la vida marina que podemos observar en nuestras inmersiones, también es interesante el entornos donde buceamos. Y es que en Alicante tenemos muchos puntos atractivos.

Uno de ellos es la Falla del Riu Blanc. Falla que destaca especialmente por su belleza paisajística y es la responsable de los acantilados situados entre la Punta de Moraira y la cala del Moraig, siendo en esta cala donde se puede observar mejor.

En la Cala del Moraig encontramos la cueva de los Arcos:

copia los arcos

Debido a la actividad de la falla, en el mar se hundieron rocas similares a las que observamos actualmente en tierra. El movimiento de esta falla produjo un conjunto de escalones, la mayoría de ellos sumergidos. Los acantilados que rodean la Cala del Moraig han sido modelados en uno de estos peldaños.

Es decir, como se observa en la siguiente figura, la falla es una fractura que provoca un desplazamiento de los sedimentos y hundió en el mar las rocas de la Serra de la Llorença provocando este gran escalón.

Imagen diputación de Alicante: senderos geológicos

Imagen diputación de Alicante: senderos geológicos

Este desplazamiento deja al descubierto superficies claramente pulidas y en la cala del Moraig es un lugar donde, de manera excepcional, la falla se observa muy claramente:

copia falla

Para hacer la inmersión, los buceadores aprovechamos el surco que ha dejado un río subterráneo del que, a día de hoy, se desconoce su origen; el agua a su paso ha disuelto la piedra caliza creando este sistema de galerías.

copia entrada

Esta cavidad consiste en una galería amplia de la que parte un conducto principal que, en profundidad, se ramifica. Las exploraciones realizadas por espeleólogos submarinistas han permitido reconocer 2 km de conductos totalmente sumergidos que llegan a una profundidad de 60 metros bajo el nivel del mar. Lamentablemente, estas exploraciones han costado la vida varios buzos, y por ello, aun queda superficie por explorar.

Desde entonces, la cueva de Los Arcos está continuamente sometida tanto a la acción erosiva del oleaje, como a la disolución de las calizas por el agua del mar.

Vista de la cala del Moraig:

vista moraig copia

 

Mercedes Varela

Doctora en Biología Marina (Universidad de Alicante)

www.posidoniaecosports.com