Archivo de la categoría: Dactylopterus volitans

Curiosidades del mar Mediterráneo: Dactylopterus volitans o golondrina de mar

Las inmersiones nocturnas son realmente excitantes, no solo por el hecho de añadir un aliciente más a nuestros buceos, como es la oscuridad, sino que también podemos observar especies y comportamiento que durante el día son muy difíciles de ver.

Este verano durante las inmersiones nocturnas de Posidonia Ecosports tuvimos la suerte de toparnos con el pez Dactylopterus volitans, golondrina de mar o pez roncador o chicharra (diferentes nombres para el mismo pez).

Es de la familia de las escórporas o rascasas. Mide sobre unos 20 a 30 cm de largo (hasta un máximo de 45-50 cm). Su cuerpo está recubierto de escamas fuertes y rugosas, con una coloración es marrón con manchas y las aletas son de color azul oscuro o negro con manchitas y bandas azules. Las aletas de los costados son características de este pez ya que se despliegan en forma de abanico, con lo que le sirven para desplazarse como si volara, pero también como protección, pues cuando las despliega súbitamente, el pez aparenta un tamaño muy superior al real.

Fotografía: Jesús P.

Fotografía: Jesús P.

Puede realizar una serie de sonidos-ronquidos producidos por el frote de las espinas preoperculares con el cuerpo cuando está bajo el agua, de donde le viene uno de sus nombres populares, el de roncador.

Este animal sube de cotas mas profundas para buscar pareja con la que copular y poner los huevos durante los meses de verano. Por eso por la noche es frecuente ver los machos en zonas arenosas a la espera de que las hembras los elijan como su pareja.

DSC01556 copia

Se alimenta de pequeños crustáceos y otros invertebrados propios de los fondos blandos en que vive, empleando la parte anterior de las aletas pectorales para localizarlos.

Cuando los vemos volando en la columna de agua es una imagen sorprendente. Pero hay que tener cuidado y disfrutadlos sólo observándolos ya que están ahí desplegando sus encantos para pavonearse frente a las hembras con la finalidad de ser elegidos. Si además tienen que huir de los buceadores puede que no esté atento y pierda su oportunidad de aparearse esa temporada.

DSC01561 copia

No debe de confundirse con los peces voladores, debido a que la golondrina no es capaz de impulsarse para volar fuera del agua, solamente planea por la columna de agua.

Mercedes Varela

Doctora en Biología Marina (Universidad de Alicante)

www.posidoniaecosports.com