Archivo por meses: julio 2014

No todas las morenas siempre han sido simpáticas….☺: Las serpientes submarinas del Mediterráneo

¿Quién no ha visto o ha oído hablar alguna vez a la temible morena  y sus enormes fauces dentudas sobresaliendo de forma agresiva e imponente entre los huecos de las rocas….?

Sin embargo, no se trata de un animal agresivo, más bien se trata de  un animal territorial y, como todo depredador natural y salvaje, no le gusta que lo molesten….o, ¿cómo reaccionaríais vosotros si en vuestra casa entrara de repente una mano gigante que parece que os está intentando coger?

DSC00883

La mayoría de los que realizamos  buceo o snorkeling hemos tenido la suerte de disfrutar más de una vez de la presencia de estas espectaculares “serpientes marinas,” con sus enormes fauces abiertas entre las rocas que, a diferencia de lo que se piensa, no es una postura intimidatoria, sino que se trata de una posición fisiológica, que le permite a nuestra “amiga” que el agua entre en su boca con el oxígeno necesario para poder respirar.

DSC05979 copia

La morena del mediterráneo  (Muraena helena) es un pez anguiliforme (forma de serpiente) y aplanado lateralmente, que pertenece a la familia Muraenidae; vive en fondos de roca y posee hábitos nocturnos. Puede llegar a medir hasta 1,5 m de longitud y pesar más de 10 kilos.

Ha perdido por completo las aletas pectorales y pélvicas, sus aleta dorsal es carnosa y se extiende hacia la parte posterior de su cuerpo fusionándose con las aletas anal y caudal. Además no poseen escamas y su piel es muy brillante. Tampoco poseen lengua y le sobran los dientes afilados. Disponen de dos pares de orificios o narinas: uno en la parte anterior de la cabeza y otro par sobre el borde anterosuperior de los ojos.

Sin título

Estos animales poseen principalmente 3 características que los hace ser quien son :

-Poseen mandíbulas faríngeas: Que son un segundo par de mandíbulas que se alojan en la faringe (a modo de alíen) y que son usadas para arrancar trozos de presas grandes y para mandar el alimento al esófago.

Esqueleto muy flexible y una poderosísima musculatura corporal: de la que se sirven para enrollarse alrededor de las presas grandes, evitando la fuga y permitiendo la fragmentación de la presa.

Potentes mandíbulas con un mordisco voraz del que se creyó durante mucho tiempo que podía ser venenoso debido a las rápidas infecciones que originaban, aunque, actualmente, se sabe que es debido a la enorme cantidad de bacterias que pueblan sus fauces. De hecho, para el mantenimiento de la “higiene bucal”, las morenas cuentan con la colaboración de un pequeño crustáceo: el camarón limpiador (Lysmata seticaudata) el cual despuebla las temibles fauces de la morena de restos de alimento y bacterias (aunque no parece suficiente para evitar los infecciosos mordisco de estos animales).

5628439103_4e744fec21

Se alimentan prácticamente de cualquier cosa que este a su alcance (peces moluscos crustáceos, etc…). Debido a las características morfológicas, comportamentales y fisiológicas que poseen las hace estar en un lugar destacado en la cadena alimenticia).

Su época de reproducción va de julio a septiembre, época que las lleva a migrar a zonas menos profundas. Ponen unos huevos de los que saldrá una larva, que se caracteriza por su forma aplanada y casi trasparente. Esta larva vivirá cerca de un año de forma pelágica alimentándose por si sola y deberá pasar diferentes estallidos  y una metamorfosis para llegar  tener la forma de un adulto proceso que se completara en 2-3 años.

LARVA MORENA

Definitivamente estos esplendidos y maravillosos animales se les puesto una etiqueta de agresivos, a pesar de que más bien suelen tratarse de animales escurridizos y tímidos que no dudan en retraerse a su agujero, pero que si los molestamos no dudaran en intentar llevarse un “pequeño recuerdo” de nuestra visita, por lo que es conveniente dejarlas tranquilas en su cueva.

FOTO 110 - Muraena helena

 

Nos vemos en el agua !!!

Juan Andres Bastida Duran

Estudiante biología marina (Universidad de alicante)

 

Dra. Mercedes Varela

Doctora en Biología Marina por la Universidad de Alicante

www.posidoniaecosports.com

Música en el Mediterráneo: castañuelas de mar (Chromis chromis)

Las castañuelas de las que hablamos hoy no son las que utilizan los “cantaores flamencos” para hacer música, sino que son peces muy abundantes del mar Mediterráneo donde, lejos de encontrarlas solas, llegan a formar cardúmenes con numerosos individuos.

Chromis chromis (pertenecientes a la familia Pomacentridae) llegan a alcanzar una longitud en torno a los 10 cm, aunque podemos encontrar algunos individuos de mayor tamaño. Su cuerpo, aplanado lateralmente, presenta grandes escamas bien definidas haciendo de este pez, pese a su color parduzco, un animal muy curioso que podemos observar en nuestras inmersiones.

965812_675399922489954_740612428_o

 

Esta especie presenta una característica muy vistosa, los juveniles lucen un llamativo color azul brillante, que cambia al llegar a adultos al color pardo antes mencionado. Durante su metamorfosis podemos llegar a ver a los individuos con la coloración oscura ya patente y pequeñas manchas azul brillante que todavía no han desaparecido.

IMG_0041

Juveniles de castañuelas (Chromis chromis) con su característico color azul eléctrico.

Las castañuelas viven en aguas costeras, cercanas al litoral, normalmente por encima de los 25 metros de profundidad, lo cual las hace muy fácil de identificar durante nuestras excursiones subacuáticas. Viven en zonas rocosas, preferentemente donde hayan paredes verticales; los adultos suelen nadar tanto en la columna de agua como cerca de las rocas, mientras que los juveniles los encontramos muy pegados a la pared. Las castañuelas defienden de forma agresiva sus territorios, especialmente durante la etapa de puesta, en la que, al sumergirnos, podemos ver a los machos buscando orificios y hendiduras en las rocas. Los machos limpian estos agujeros para posteriormente atraer a las hembras. Tras la puesta, las hembras abandonan el “nido” a los tres días, mientras que el macho cuida del lugar hasta la eclosión de los huevos.

Preparando el nido para atraer a la hembra

Preparando el nido para atraer a la hembra

Lo que me llevó a escribir sobre estos pequeños peces se remonta a mis primeras experiencias de buceo en el Mediterráneo, cuando dando la espalda al acantilado, me dediqué a contemplar la columna de agua que quedaba por encima del grupo de buceo: ¡Es impresionante la sensación de nadar entre estos grandes cardúmenes de castañuelas moviéndose desordenadamente por toda la columna de agua!

IMG_0089-2

En las zonas de especial atractivo para los buceadores (donde el número de buzos es muy elevado en temporada alta) la tendencia a formar cardúmenes de esta especie se ve claramente alterada, debido a los efectos negativos que pueden producirse por el aleteo, la formación de burbujas y, sobre todo, la presencia de grupos numerosos buzos. Esto afecta directamente a su capacidad para defenderse frente a los depredadores.

Por todo esto, es muy importante conservar este tipo de paisajes y sus ecosistemas, para que así podamos seguir disfrutando de la presencia de estos pequeños y curiosos peces. Para conseguirlo se pueden buscar zonas de buceo con cupos para buceadores limitados, como la Reserva Marina de Tabarca, además de procurar siempre no alterar el entorno mientras realizamos esta emocionante actividad.

Autoras:

- María José Valera

Estudiante de Ciencias

- Mercedes Varela

Dra. en Biología Marina

www.posidoniaecosports.com